martes, 24 de febrero de 2009

Anglirú,volveré a por tu cima .....

Después de casi perder el vuelo el domingo,llegué a Asturias donde María me hospedo como siempre,o sea a las mil maravillas. Ayer un poco de runnning, y hoy el plato fuerte,el Angliru.
Amanecí nervioso,con ganas de dar pedales, pero con un cierto temor ante lo que se avecinaba. Tuve que salir tarde de Oviedo por que hacía bastante frío por la mañana. Sobre las 10 y media de la mañana partí con la bici hacía La Vega,punto de partida de la ascensión al Angliru.
Unos 20kms por una carretera nacional muy tranquila, intentando no gastar nada de energía. Cuando llegué a la Vega me tomé con calma los últimos preparativos: me deshice de ropa que me guardaron en un bar, cocacola, gel,platano y concentración absoluta. Una pareja de guardiaciviles que había en el bar donde deje la ropa, en coña me comentaron que si necesitaba que me subiesen un poco con el todoterreno. Les comenté que si los necesitaba que ya les llamaría...
Este puerto esta claramente dividido en 2 partes,los primeros 6kms que van desde un 5 % de media el km que menos , y un 9,1% el que más. La segunda parte es la zona más bestia donde el km más suave es al 12% y el que más al 17.5%.
He empezado la subida muy cauteloso,despacito y viendo el paisaje brutal que tenía delante mio. Hacía un magnifico día, y menos mal que deje ropa en el bar de abajo. Al poco de empezar ya empecé a sudar bastante. Primeros kms de subida donde noto que las piernas están fuertes, pero también veo que los 39 dientes del plato pequeño no me van a dejar ni un segundo de respiro. Veo rápidamente que voy corto de desarrollo, y decido guardar el último piñón (un 27) para las paredes que me esperan más adelante.
La carretera subía sin descanso,pero me sentía bien y disfrutaba de la ascensión. Se veía parte de lo ascendido, y poco a poco me iba acercando a la cima, aunque aún quedaba lo peor. A mitad de puerto llegué a la zona de Viapará, donde un ligero llano ,con incluso una pequeña bajada,me permitió relajarme un poco.
A partir de ahí, metí todo el desarrollo (un escaso 39x27,con el que había que tirar de fuerza,ya que se atragabantaba bastante ) y A SUFRIR !!!! Una tras otra, fueron apareciendo ante mi verdaderas paredes,primero la zona de les cabanes con un 22%,luego los lagos,más tarde los picones. No había descanso y tuve que sufrir bastante para no poner pie en el suelo. Iban pasando los metros y cada vez sentía más cerca la cima. No tenía tiempo ni para asimilar lo ascendido cuando delante aparecía otra pared.
Había algo de nieve en las cunetas, y en una zona sombría todos mis planes se derrumbarón. Parte de la calzada llena de nieve y de hielo, así que pie al suelo. Pasé el tramo caminando (unos 100metros), me volví a subir a la bici, pero me había cortado mucho el ritmo.
Llegué a la curva de los cobayos , un 21,5% y donde un poco más arriba se intuía la famosa zona de la cueña de les cabres. Me retorcía sobre la bici, disfrutando de cada pedalada,pero también sufriendo bastante. Poco más adelante tuve que desistir completamente. Fue justo en la cueña donde la carretera estaba llena de hielo. Faltaban 2.5kms para coronar, pero vi que era imposible pasar. Me quedé sin ver la zona más dura, y un poco decepcionado por culpa del hielo y la nieve. Decepcionado , pero también muy contento por haber subido hasta donde la carretera me había dejado y demostrandome a mi mismo que estoy muy fuerte.
Así que allí acabo mi subida, paré, respiré fuertemente ese oxigeno tan puro que corría por aquellas alturas, y me cite con ese puerto para otra ocasión. Descendí con mucho cuidado,hasta mitad del puerto donde María me esperaba en el coche,con ropa seca. Luego fuimos a comer y a llenar de nuevo esas fuentes de énergia que se habian quedado bastante vacias.
Había leído mucho sobre este coloso asturiano, pero realmente hay que tenerlo delante para darse cuenta de la magnitud de la subida. Las guerras no se ganan en un día, y mi particular batalla con el Angliru durará otro día más. Por que lo que tengo claro es que volveré....

7 comentarios:

Sergio García dijo...

Vaya pena que no hayas podido subir hasta arriba, pero imagino que tambien habrá merecido la pena ver el Angliru con nieve.
Saludos.

Ruben dijo...

Pues que pena no poder coronar pero bueno otro año me avisas y me vengo contigo! Si sigues así en lanzarote no te pilla nadie!!! Si el sabado quieres salir en bici dime algo. La clásica al reves con subida por el Ordal, Molins y Vallvidrera

xapas dijo...

muy buen relato. lástima por el hielo, para la próxima hasta el final. Yo por Andorra hago mis pinitos también a la que puedo :-).

el domingo pienso salir con la liebre de 4h, y si voy bien en el km 35 apretar un poco para ser sub-4h, sino pues hasta el final con todo.

espero que nos veamos por allí.

Toni Peris dijo...

vaya pu..ada! llegar hasta ahi y no poder continuar... seguro que a siguiente le tendras más ganas y te parecera más fácil

edu dijo...

que wapo tio!!!!! increible!!! hay que volver!!!!

sina dijo...

Que chuloooo, yo también quierooo! jajajaja! Madre mía, impresiona!!
Tienes que volver con unos cuantos grados más y a coronar!!!

sergi dijo...

sergio valió la pena, pero la no poder pasar de la cueña me toco un poco la moral.

ruben el sabao vuelvo de asturias,asi que imposible.

xapas el domingo ya verás como te sale una pedazo maratón.

toni la próxima vez hasta arriba,pero no creo que me parezca facil,por que aquello tiene mucho desnivel.

edu esta claro...volveré !!

sina sobretodo impresiona el entorno,y la tranquilidad que se respira por aquellas montañas.

saluds a todos