domingo, 22 de mayo de 2011

Mallorca, su 70.3 y su Tramuntana.

Ya estoy de vuelta de Mallorca, una isla que me ha sorprendido gratamente. Tenía la idea de que Mallorca era igual a playa, y a parte de eso, tiene cientos de carreteras para poder disfrutar pedaleando, rincones bellos,un tiempo espectacular, una buena gastronomía y un medio Ironman.

Vayamos por partes. Fuimos para Mallorca un poco temerosos por esos dolores en el sóleo, pero todo salio bastante bien. El viernes después de llegar en el ferry junto al coche y los mil trastos que llevaba, nos dedicamos a los preparativos previos de la prueba del sábado . Puse la bici a punto para llevarla a boxes, hice las bolsas,  pasé por la pasta party donde me hice una foto con Faris Al Sultan, y fui junto a Txell y Giusseppe a reconocer el circuito de bici con el coche. Vimoss que el circuito tenía 2 partes bien diferenciadas, una primera en la que se ascendía un puertecillo con alguna buena rampa,más un descenso técnico y peligroso, y la segunda parte que era muy llana hasta meta.

El día de la carrera amaneció sin nubes y con sol, nos levantamos, y fuimos para boxes a ver que tal había pasado mi querida toda la noche a la intemperie. Ruedas bien hinchadas,el material todo en su sitio, neopreno medio puesto y a la playa a esperar la salida.  Los pros salían a las 8, yo a las 8:30 y Giusseppe 10 minutos más tarde.  Mi salida fue tranquila, pude nadar a mi ritmo, sin recibir golpes, y buscando rápidamente ese ritmo lento, pero que me hace avanzar sin mucho sufrimiento.  Ya puedo entrenar mucho o poco, que el ritmo en el agua siempre es el mismo.  Salí del agua en 36 min.

La T1 era larguísima, la hice corriendo suavemente para no forzar aún el sóleo. Llegué a boxes, me puse el culotte de bici, encima de las mallas con las que iba a correr, metí los tirantes por el top, los brazos por aquí, los tirantes por allí, y en un momento estaba enfundado en mi culotte con buena badana, dispuesto a darlo todo encima de la bici. Cuando iba a salir de boxes oigo que me llama Giusseppe que había nadado en 28 minutos y que ya me había cazado . Salgo de boxes y decido ir tirando suave para esperar a Giusseppe. A los pocos kms me coge por la zona de la bahía de PollenÇa donde había viento lateral. Hablamos un poco, y nos centramos en pedalear respetando la distancia y a buen ritmo.  Empiezo a subir el puerto y veo que Gssppe no viene (más tarde me enteré que tuvo que parar a reparar su cabra) . En la subida adelanté a mucha gente, y me sentí bastante fuerte.

Veo que un corredor lanza el envoltorio de un gel al suelo. Me pongo en paralelo, y le digo de buenas maneras que los papeles debajo del maillot no molestan para nada, y el listo no se le ocurre otra cosa que decirme que esto es una carrera, y que me preocupe de lo mio. Le digo que el medio ambiente es más importante que la carrera. Meto un piñon con rabia y marcho a buen ritmo dejandolo atrás. Burro !!!   
La verdad es que me dieron ganas de tirarlo barranco abajo junto al envolotorio  de su gel. No consigo entender como aún hay gente tan guarra.

Una vez coronado el puerto, y haber adelantado a mucha gente, me lancé hacia abajo junto a otros 3 corredores. Bajamos rápido, adelantando a mucha gente que iba en sus cabras inestables. 
El descenso se las traía, con muchas curvas de herradura.  Sobre el km40 empezó el llano, y con él mi aburrimiento. Me cogí con fuerza al acople y a comer kms esperando con ganas la t2.  Lo que descubrí una vez más, es que pedalear acoplado en el llano muchos kms, no me motiva para nada. Seguiré eligiendo circuitos de bici duros, en vez de llanos, donde pueda disfrutar en vez de aburrirme. De momento el circuito de Salou creo que muy llano no es.... 
La bici la acabé en 2h39 a una media de 34km/h.

La t2 me daba muchísimo respeto, ya que no sabía si podría correr bien. Empecé con la primera transición del año, y vi que el sóleo no me molestaba demasiado. Ritmo suave, y una vez más con problemas a la hora de ingerir alimentos. No me apetecía comer nada, y empezar con los geles me daba mucho miedo. Fui tirando como pude, bebiendo algo de agua, algún gel suelto, un par de paradas para vomitar, y algo tocado pude ir pasando esos 21kms y pico. En el km18 pensé que no llegaba, iba mareado (hacía mucha calor y yo sin gorra) y tenía unas ganas locas de llegar.  Otra vez la misma voz que en la t1, Giusseppe me había cazado de nuevo, y menos mal que fue así. Me animo y pudimos acabar este medio ironman a la vez.  5h08 para Giusseppe, y yo 10 minutos más. Me hizó mucha ilusión entrar junto a mi compi de batallas.



Una vez más contento por acabar, pero mosqueado por el tema de la alimentación que me lleva algo preocupado últimamente. No consigo descubrir la receta mágica para las pruebas de media y larga distancia. En 2 semanas estaremos en Salou donde espero acabar mi tercera prueba distancia Ironman. A ver que pasa por allí.

Tras la carrera pasé varios días más por la isla, donde me dio tiempo de conocer bastante bien la Serra de la Tramuntana. 4 días en los que no noté mucho cansancio, y pude pedalear a ratos con buenas sensaciones, acumulando 400kms.  Las carreteras están  llenas de ciclistas extranjeros, que aprovechan Mallorca para pedalear con buen tiempo , ese tiempo que no tienen en sus países. Muchas empresas montan stages, para que unos solo se preocupe de pedalear. Suele acoger también a equipos profesionales para realizar sus pretemporadas, por lo que era fácil deducir, que es un buena isla para ciclarla.

 La mayoría de carreteras, son de esas que destrozan los neumáticos, que no te dejan avanzar, que se agarran con fuerza, llenas de repechos, pero rodeadas de unos paisajes espectaculares. Una zona en la que abundan pueblos preciosos desperdigados por toda la Serra, con unas vistas espectaculares sobre la costa mallorquina.

Disfrute mucho subiendo puertos como Puig Major- Soller y sobretodo el de Sa Calobra. La carretera de Sa Calobra se retuerce por la montaña, como una serpiente, realzando el bello paisaje, y haciendo sufrir y gozar a todo aquel que se disponga a ascenderlo.  Y pueblecitos chulos hay muchos: Soller,Valldemossa, Andratx, Deia,Bunyalbafar.... Una buena semana, en la que he competido, entrenado, descansado, y sobretodo he conocido parte de una isla a la que no tardaré en volver. Por supuesto volveré junto a mi bici.  Espero os haya gustado toda esta parrafada.    Un saludo   Sergi


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Sergi, soy de Mallorca de unos de esos pueblos que comentas y muy buena tu descripción sobre la isla.
En verano es un lujo para el deporte y tiene el encanto de las fiestas populares como mucho encanto y con gran oferta culturalmente y gastronómicamente.
Si vuelves te recomiendo el ICAN que es en Septiembre, lo hice el año pasado y es un lujo poder hacer esa carrera.
Ah esa carrera se realiza en la otra parte de la isla donde se hizo el 70.3.

Xavier dijo...

Sergi, felicidades por la carrera. y que bonito es mallorca, si señor. Yo en veranito voy 15 días (por Cala Millor), y la bike se vendrá conmigo.

nos vemos pronto

Llorenç Gacias dijo...

Hola Sergi, yo también soy de la isla y me ha gustado mucho como la describes. Como comenta "Anónimo" el ICAN en setiembre es espectacular, pero si quieres ver unos buenos paisajes y correr en un sitio mas que impresionante vente en el tristar de Porto Colom, todo un espectaculo. Enhorabuena por el resultado, seguro que nos cruzamos porque casi llegamos juntos a meta. 5:03. Un saludo